Apostemos por lo visual: ¿Cómo usar el contenido de vídeo como recurso de aprendizaje?

¿Quieres usar contenido de vídeo como recurso de aprendizaje pero no sabes por dónde empezar? ¡Encuentra todas las respuestas aquí!

Apostemos por lo visual: ¿Cómo usar el contenido de vídeo como recurso de aprendizaje?

Dicen que las imágenes dicen más que las palabras. Bien, pues están en lo cierto. El contenido de vídeo está ganando cada vez más popularidad como recurso de aprendizaje. Pero la clave del éxito es que debes usarlo correctamente. ¿Te estás preguntando de qué manera? No te preocupes, te guiaremos a través de lo que debes y no debes hacer y te enseñaremos las diferentes opciones que existen. ¡Vayamos al grano!

Elija el tipo correcto de vídeo

  1. Vídeo explicativo animado: Este tipo de vídeo funciona muy bien para, por ejemplo, explicar la larga historia de tu empresa. Incluye un dibujo animado en línea temporal, añade una buena voz en off y ya lo tienes.
  2.  Tutorial con escenas reales: Si deseas demostrar un excelente servicio al cliente busca, por ejemplo, un tutorial con escenas reales. Es una oportunidad perfecta para recrear escenarios o un juego de roles entre un empleado y un cliente.
  3.  Grabación de pantalla: ¿Necesitas explicar un sistema informático complicado? Entonces una grabación de pantalla es la mejor opción. Este recurso te permite mostrar a tu equipo exactamente cómo iniciar sesión, en qué botones hacer clic, qué menús desplegar, etc.
  4. Formador frente a la cámara: Por último, pero no menos importante, también existe la opción de colocar al formador, probablemente tú mismo, frente a la cámara. En este caso, tienes bastantes alternativas…
    1. Formador en un escenario real: Por ejemplo, mostrar una nueva colección en la tienda.
    1. Formador con pantalla verde: Esta opción ofrece muchas posibilidades, ya que el fondo puede se puede convertir en lo que quieras.
    1. Formador y diapositivas: De esta manera, puedes poner una cara conocida junto a la presentación de tus diapositivas.

Estructura el contenido de tu vídeo

La clave es: ¡No te compliques! Empieza con una introducción. Capta la atención de tu público planteando una pregunta, compartiendo una historia personal, mostrando un hecho sorprendente… Después de presentar el tema o problema, continúa con tu primer punto, por ejemplo, una suposición: «Probablemente piensen que…». Luego, tu segundo punto es la corrección de esa suposición: «Sin embargo, en realidad…», y tu tercer punto puede ser un comentario adicional: «Y por cierto…». Por último, termina tu vídeo con una secuencia final, incluido un llamado a la acción.

Identifica la duración perfecta del vídeo

Recuerda, no se trata de cantidad, sino de calidad. No atasques tu formación con un vídeo de dos horas, ya que para tu público será tan aburrido como un texto largo. Ten siempre en cuenta la siguiente regla de oro: ¡No te extiendas! Uno o dos minutos es una buena duración mínima para el contenido audiovisual. ¿Te preguntas cuál es el máximo recomendable? Cinco minutos como máximo. En caso de que tengas un excelente vídeo de ocho minutos sobre cuatro temas, ¿por qué no desglosarlo y dividirlo en cuatro increíbles vídeos de dos minutos? ¡Es solo un consejo!

Optimiza tu composición y presentación

¡Sí, la apariencia sí importa! Nuestro principal consejo: utiliza la regla de los tercios como guía de composición para crear tomas atractivas. Coloca a tu presentador en el centro con los ojos al mismo nivel que la línea horizontal superior. Aunque, obviamente, no se trata solo de dónde colocar a tu presentador en el marco, sino también de cómo presenta. Es importante articular bien, usar la entonación adecuada y exagerarlo todo un poco. ¿Estás nervioso? No pienses en cómo te sientes, concéntrese en cómo quieres que tu audiencia se sienta. ¡Y no te olvides de sonreír!

Utiliza estas prácticas herramientas para crear contenido de vídeo

  • Canva: Allows you to create high-quality videos without having to be a professional video editor.
  • Canva: permite crear vídeos de alta calidad sin necesidad de ser un editor de vídeo profesional.
  • Wave.video: otra sencilla herramienta de creación de vídeos para ayudarte en tus primeros pasos.
  • Loom: una herramienta de grabación de pantalla gratuita y fácil de usar.
  • Fiverr: encuentra los freelance adecuados para todas tus necesidades de vídeo (creación, corte, transcripción, subtitulado, etc.)

¿Te gustaría obtener más orientación sobre cómo usar el contenido de vídeo como recurso de aprendizaje? ¡Tenemos lo que estás buscando! Contacta con nosotros en hello@mobietrain.com.

Fuente: Seminario web «Primeros pasos en el aprendizaje basado en vídeos» por Digital Learning Institute