La mejor manera de incorporar empleados en retail

Al contar con las herramientas y la mentalidad correcta estará apostando por un equipo bien instruido y ansioso por aprender que, sin duda, le dejará maravillado.

La mayoría de nosotros sabemos que una de las partes más difíciles del comercio minorista es encontrar a los empleados adecuados y mantener su implicación y motivación al día. De hecho, el 30% de los nuevos empleados abandonan la empresa dentro del primer año. No es de extrañar que se perciba como una lucha incesante. Pues bien, estamos aquí para decirte:

¡No tiene por qué ser así!

Al contar con las herramientas y la mentalidad correcta estarás apostando por un equipo bien instruido y ansioso por aprender que, sin duda, te dejará maravillado.

Y honestamente, estamos aquí para hacer lo mismo. Quédate con nosotros y te mostraremos una descripción general de las dificultades a las que se enfrenta el comercio minorista y su proceso de incorporación, así como algunos consejos y trucos que facilitarán tu trabajo.

Centrémonos ahora en las preocupaciones más recurrentes que se dan en el proceso de incorporación:

Dificultades

Tomando la ruta de onboarding correcta, existen un 91% de posibilidades de mantener al trabajador recién llegado. Si no tomamos la ruta correcta, las posibilidades se reducen al 30%.

Además, el hecho de contar con una buena incorporación promete una productividad un 54% mayor y un 34% más rápida que sin ella. Parece que es suficiente razón para invertir algo de tiempo en una bienvenida más elaborada, ¿no crees?

Y ahí es exactamente donde radica el problema: ¡El tiempo!

Entendemos que en el comercio minorista, el tiempo es oro y que no siempre disponemos del suficiente tiempo para capacitar a nuestros empleados. También es habitual que las sesiones de formación sean organizadas por la oficina central en ciertos días, por lo que puede pasar mucho tiempo hasta que el empleado reciba su formación.

Ya sabes cómo va la cosa: un nuevo empleado comienza en verano. Es una época de ajetreo con todas las ventas y los cambios de estación. Para incorporarlos, necesitarías sacar a un empleado de su flujo de trabajo para formarlos. Esto significa que pierdes a dos personas (al formador y al alumno) de cara al público, y esto durante un largo período. No es una situación ideal y no siempre funciona así.

El resultado es que hay mucho que aprender, a menos de que se dé al empleado toda la explicación de una vez. Pero la experiencia nos dice que ese no es el camino a seguir. Como te puedes imaginar, hay mucho que ganar en un proceso de incorporación correcto. Una pequeña inversión de tiempo puede merecer mucho la pena.

Veamos cómo establecer el entorno adecuado para el aprendizaje motivacional.

Proceso

Preincorporación

La mayoría de las veces, existe un breve período de tiempo entre la firma del contrato y el inicio del empleado en tu empresa. Es importante mantener el contacto durante este período para fomentar la participación y confianza con el nuevo miembro del equipo.

¡Puedes empezar felicitando al nuevo empleado! Parece algo de lo más sencillo, y aún así demuestra ser enormemente efectivo.

Puedes abordar las preocupaciones que hay actualmente en el equipo para involucrar no solo al nuevo empleado, sino también a tu equipo existente. No olvides comentarle al nuevo miembro del equipo cómo puede encontrar a su persona de contacto para que puedan organizar una breve presentación.

Por supuesto, no puedes olvidarte de las obligaciones administrativas, aunque es aconsejable no empezar por ellas. No te gustaría dar la impresión de ser otro empleador aburrido, ¿verdad?

Primer día

Cuando por fin llegue el día de empezar, asegúrate de dar al nuevo miembro una calurosa bienvenida (¡una canasta de regalos por el primer éxito!). Asegúrate de darle una bienvenida personal para que se siente como en casa.

Siguientes días

La mayoría de las empresas se detienen aquí. Pero con nuestra ayuda, puedes ir un poco más allá.

Asegúrate de que el nuevo empleado sea consciente de que su opinión importa y que, cuando se trabaja con humanos, los errores son inevitables (solo somos máquinas en el sentido proverbial de la palabra). No olvides hacerle saber que la ayuda nunca estará lejos.

Primeras semanas

Durante esas primeras semanas, puedes enseñarle todo sobre los productos y servicios que ofreces y dónde encajan.

El Microaprendizaje es la herramienta perfecta para presentar la empresa y establecer expectativas. Esto también disminuirá la cantidad de tiempo que necesitas invertir. Es una situación de beneficio mutuo.

Primeros meses

¡No hay necesidad de parar mientras vayas un paso por delante! Realiza controles periódicos sobre los conocimientos del empleado ¡Estas comprobaciones también se puede realizar perfectamente con el aprendizaje móvil!

Como puedes ver, es importante continuar con el proceso de incorporación. No hay necesidad de detenerse después de dos semanas y dejar que el nuevo empleado descubra las cosas por sí solo. En el comercio minorista jugarán un papel importante en la experiencia de sus clientes. ¡No hay mejor inversión que esta!

Resumiendo

Hay tantas dificultades como soluciones se puedan encontrar. Es solo cuestión de invertir en un buen proceso de incorporación

¿Te hemos convencido? ¿Todavía no? No hay problema. Tenemos más consejos para ti.

Consejos

Nuestro primer y mejor consejo es el microaprendizaje: no hay mejor manera de brindar mucha información en 3 a 5 minutos por día y mantener esa información mediante el uso de material de vídeo interesante.

Es mucho menos invasivo en cuanto al tiempo y mucho más eficiente que usar a otro miembro del equipo para que dé la formación.

De esta forma, también puedes seguir con la formación durante varias semanas y elaborar el contenido que desees. El equipo existente también puede beneficiarse de ello.

Imagínate: ¡una nueva temporada, una nueva colección! Es mucha la información que debe ser asimilada. Necesitarías un par de horas para presentar toda la información, para que después… se esfume todo (como ese examen de biología para el que estudiaste tanto). En estos casos la retención es prácticamente inexistente y la perdida de tiempo es considerable.

Con el microaprendizaje te ahorrarás ese tipo de problemas. Te ofrecerá tanto a ti como al empleado mucha más libertad y ¿no es eso por lo que nos esforzamos todos?

Nuestro segundo consejo también se puede utilizar en la plataforma de microaprendizaje. ¿No sería fantástico que el director general se presentara a sí mismo y a la empresa en un vídeo personal? Este vídeo se puede mostrar en un momento durante el aprendizaje y luego seguir con un par de preguntas para mantener el flujo creativo de nuestro cerebro. Es personal y efectivo: ¡Es genial, si nos preguntas!

Otra cosa que podrías hacer es integrar algunos juegos de preguntas y respuestas sobre la empresa o el equipo para hacer que sea personal y divertido, por ejemplo: ¿Sabías que a Emma le encantan sus espaguetis a la boloñesa? Es algo que también se puede integrar en una plataforma de microaprendizaje. ¡Beneficio mutuo de nuevo!

Conclusión: ¡Una buena incorporación es crucial para desarrollar una sólida colaboración entre usted y sus empleados!

Este aspecto solo presenta ventajas:

  • Un aprendizaje más fluido en cuanto a productos y servicios;
  • Una mayor productividad;
  • Un trabajo más rápido;
  • Más satisfacción relacionada con el trabajo de empleados nuevos y existentes;
  • Mayor retención de personal;
  • Los nuevos empleados se convierten en embajadores de tu empresa.

¿Qué más se puede pedir?

Es posible que hayas leído entre líneas que el microaprendizaje es un gran complemento cuando se trata del proceso de incorporación. ¡Y ahí es donde entra MobieTrain!

Como Ray Riley, CEO de Progress Retail, dice:

«La cultura de la empresa minorista necesita adoptar la educación continua y el aprendizaje permanente».

¡No podríamos haberlo dicho mejor!